Hola a todos!

Lo prometido es deuda y hoy os traigo el post que os dije sobre el Edificio Parlamentarium en Bruselas.

Si que es cierto que tenía muchas ganas de ir a la Ciudad Europea nada más llegar a Bruselas y de hecho fue lo segundo que hicimos (lo primero fue ir a desayunar un gofre, evidentemente).

El edificio Parlamentarium se encuentra justo al lado del Parc Léopold en el Barrio Europeo. No está exactamente en el centro de la ciudad pero si que está muy cerca de toda la zona “más turística”. Nosotros fuimos andando pero si que tengo que reconocer que aquel día caminamos muchísimo…Dicho barrio tiene todo su movimiento de lunes a viernes  (si vais en fin de semana, no habrá absolutamente nadie y no podréis adentraros en ese clima que genera la sede del Parlamento en Bruselas).

Ésta (1 de las 3 actuales que existen) sede del Parlamento Europeo debes conocerla a través del Edificio Parlamentarium (el centro de visitantes). Éste es un edificio abierto a todos los públicos y además su visita (a parte de ser totalmente obligatoria en mi opinión) es gratuita.

Al entrar, amablemente te ofrecen una guía en una de las 24 lenguas oficiales de la Unión Europea que te acompañará y guiará durante toda la visita al edificio. Esta guía es muy cómoda ya que tiene un auricular (es un iPod que reacciona a diferentes códigos pegados a cada exposición del edificio y comienza a explicarte dicha exposición) y tiene una pequeña pantalla dónde poder seleccionar el contenido que quieres escuchar.

La visita por el edificio comienza con la explicación de dónde estas exactamente (en qué sede del Parlamento Europeo y qué es lo que se hace concretamente), hay una exposición de las 3 sedes actuales del Parlamento Europeo (Bruselas, Estrasburgo y Luxemburgo) y puedes escuchar la explicación de la función de cada una de ellas.

Las siguientes salas explican la historia de la Unión Europea país a país integrante (esto es realmente muy interesante) además te lo explican no solo con audios, sino con vídeos y documentos (réplicas) que fueron clave en la historia de la formación de la UE.

Después de todo esto, llegas a una sala dónde puedes conocer a todos y cada uno de los diputados del hemiciclo. Esta parte creo (sin lugar a dudas) que fue la parte que más me gustó. A priori parece lo más aburrido, pero al lado de todas las fotografías de los diputados hay una sala de 360º que imita el hemiciclo.

Esta sala es totalmente increible. Te puedes sentar (para escuchar toda la explicación) en una de las sillas que imitan estar en el Hemiciclo para que puedas adentrarte más aún en la explicación.

Este es el momento en el que te explican cómo funciona realmente el Parlamento y cómo los diputados votan cada una de las leyes en el Hemiciclo. Te ayuda a entender muchisimo más todo el procedimiento y además lo hace de una forma totalmente dinámica (hasta los niños que habían en la sala estaban atentos).

Como dato os diré que los diputados se integran en “grupos políticos” (lo podéis ver en el vídeo) siguiendo una norma reglamentaria que favorece sistemáticamente la creación de grupos multinacionales y penaliza los nacionales.

Ya, por último, pasas a otras dos salas dónde en una puedes escuchar a diferentes testigos, lo que les ha implicado ser ciudadanos de la Unión Europea, como por ejemplo una ciudadana portuguesa que emigró a España en busca de trabajo y gracias a las ayudas de la UE actualmente es propietaria de una escuela de danza en Sevilla.

Y la otra sala es incluso más dinámica ya que puedes arrastrar como unos carritos verdes (no se exactamente como definir esos lectores) por el suelo, dónde hay dibujado un mapa de la Unión Europa.

Al llegar el carrito a diferentes ciudades, la pantalla de la máquina se enciende y te explica qué ocurrió en esa ciudad y qué importancia tuvo para la UE (cómo por ejemplo en Vigo las ayudas que se enviaron para sufragar los daños causados por el chapapote).

Y esta es la visita de más o menos una hora y media más productiva y más dinámica que he hecho nunca. Una visita totalmente obligatoria si vais a Bruselas.

Al salir del edificio Parlamentarium, os encontrareis  con el Hemiciclo. Nosotros no tuvimos la suerte de entrar porque fuimos en fin de semana. Es importante si queréis entrar que vayais entre semana y tengais en cuenta las sesiones plenarias, ya que no os dejaran entrar (sujeto a disponibilidad).

Pues nada, espero que os haya gustado el post y os dejo con el vídeo que hicimos justo al llegar al Edificio Parlamentarium.

xoxo

Vanessa Villén